Preparados para el calor

Durante la época estival es necesario tomar algunas precauciones para que las mascotas disfruten del verano y del aire libre con comodidad. Desde la peluquería podemos aplicar medidas que contribuyan a su benestar.
Debemos recordar, en primer lugar, que el pelo es la herramienta primordial del perro para equilibrar su temperatura corporal y aislarse de las inclemencias del tiempo. Dicho sistema de termorregulación consiste en refrigerar y conservar la temperatura gracias a las cámaras de aire que se forman entre las capas de pelo. Si lo rasuramos, eliminamos dicha protección. Cuanto más corto, y más incida directamente el sol sobre su piel, más calor sufrirá. Arreglos profesionales Si queremos ayudar a la mascota, descartaremos siempre el rasurado. Debemos explicar a los propietarios que el servicio más conveniente que debe solicitar en la peluquería en esta época es un deslanado profundo, para retirar todo el pelo muerto de raíz y eliminar gran parte de la densidad de su abrigo invernal. Con esta acción conseguiremos desapelmazar el manto y que el aire circule fácilmente entre las capas de pelo, enfriando su cuerpo. Para los perros de manto largo como los bichones, yorkshires, cockers, y para los caniches, entre otros, podemos optar por un corte de pelo tipo “cachorro”. Realizado a máquina o tijera, es un arreglo que respeta la largura mínima de 1 o 2 cm de pelo (depende de la densidad y subpelo), que cubre y protege la piel. De este modo no interfiere en su función termorreguladora y evita posibles quemaduras solares e insolaciones a las que quedarían expuestas las mascotas cuando se someten a rasurados integrales. Es totalmente contraproducente y peligroso rasurarlos. El peluquero profesional debe negarse a realizar “pelados” a ras de piel e informar de sus contraindicaciones. Cada raza, y cada perro, tiene unas necesidades específicas propias de su pelaje y deben ser respetadas.
“El servicio más conveniente en la peluquería en esta época es un deslanado profundo”

Funciones del pelo

  • Protege la piel del frío (aislándolo)
  • Protege del calor (ralentiza el proceso de absorción de calor)
  • Tiene efecto paraguas cuando llueve
  • Mantiene las grasas naturales equilibradas
  • Evita infecciones y dermatitis
  • Filtra los rayos UV
  • Evita arañazos, rasguños, desgarros…
  • Protege de las picaduras de mosquitos y moscas al dificultar que lleguen hasta la piel

Protegerlos de los parásitos

Por otra parte, todos conocemos a los parásitos externos: pulgas, garrapatas y mosquitos, principalmente. Todos ellos son transmisores de enfermedades que pueden ser mortales. Con nuestro clima mediterráneo, y en las zonas menos frías de España, los molestos insectos pueden presentarse todo el año. En los meses de más calor existe un considerable incremento, por lo que es muy importante dar a los clientes algunos consejos para evitar que piquen a sus mascotas:
• Evitar las zonas de aguas estancadas, donde proliferan los insectos responsables del contagio de la leishmaniosis, que puede llegar a ser mortal.
• Igualmente tendremos mucho cuidado con las zonas de vegetación y arbustos en campo abierto. Allí habitan y hacen nido las garrapatas (entre otros), también causantes de graves enfermedades. En la peluquería podemos recomendar variedad de productos que previenen y combaten las infestaciones, como los collares, los pulverizadores y las pipetas antiparasitarias. Estos tres productos resultan idóneos, ya que son sencillos de aplicar. Algunos propietarios preferirán comprimidos, pero requieren prescripción veterinària.

-Para los perros de manto largo –Bichón, Yorkshire, Cocker– y caniches podemos optar por un corte de pelo tipo “cachorro”-
Una vez que el manto esté higienizado y preparado adecuadamente para afrontar la estación, estos antiparasitarios se aplicarán de la siguiente forma:
• El collar Ajustar a una distancia donde nuestro dedo quepa sin quedar demasiado apretado, aunque tampoco debemos dejarlo muy suelto. Algunos productos pueden perder efectividad en contacto con el agua. Si al perro le gusta zambullirse en lagos, piscinas o en el mar, es conveniente retirarlo; también cuando le den un baño con jabón.
• Las pipetas Es importante que el propietario se lea con atención las instrucciones de uso y aplique el producto según indique cada marca. Este debe llegar claramente a la piel para su correcta absorción. Se utilizan las dos manos para sujetar la ampolla y separar a la vez el pelo. • Los aerosoles Se recomienda utilizar guantes de látex para masajear el manto. Esto favorece que el principio activo rociado penetre en profundidad. Con las manos debemos alcanzar cada zona, también la cabeza, protegiendo a la vez las mucosas (trufa, ojos y boca) mientras se pulveriza. En términos generales se recomienda dejar pasar 48 horas entre aplicación y baño, pero fuera de esta pauta podrán refrescar su cuerpo sin problemas con agua. Es imprescindible que tengan opción de refugiarse en la sombra durante todo el día.

La higiene al día

Con todos estos consejos, ya solo les restará a nuestros clientes disfrutar con su compañero de todas las actividades al aire libre que puedan ofrecerle, no sin antes recordar que sigue siendo necesario cuidar su manto el resto del verano y durante todo el año. La higiene es necesaria para su total bienestar. Los perros suben a los sofás, a las camas, van por la tierra, las aceras… y la suciedad del pelo y la piel puede provocarles molestos picores y lesiones. Indícales que conviene bañarlos siempre que lo necesiten, usando evidentemente productos adecuados, con un pH similar al de su piel. Finalmente, recuérdales que deben cepillarlos con las herramientas idóneas según su tipo de pelo, densidad y largura para alargar el mantenimiento del manto hasta su próxima visita.

WhatsApp chat